Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Envío gratuito en pedidos superiores a €160 / $170

Envío gratuito en pedidos superiores a €160 / $170

Limpiar es Cuidar

5 consejos para lavar tus prendas favoritas

Tu kit de ciclismo necesita atención: aquí tienes algunos consejos para mantenerlo impecable incluso después de muchos lavados

Cuando las salidas se vuelven más intensas, la ropa también se pone a prueba. Calor sofocante, lluvia intensa o barro, independientemente de todo lo que importa es asegurarse de que tratamos nuestro kit favorito de la mejor manera posible. Seguir unos cuantos consejos inteligentes te permitirá dormir tranquilo y seguir utilizando tus prendas como nuevas.

1. Los buenos hábitos primero

Después de un largo paseo, y antes de una buena ducha, recordemos que nuestro equipo favorito necesita inmediatamente nuestra atención. El sudor es el primer agente corrosivo que, junto con la lluvia y la suciedad levantada de las ruedas de nuestras bicicletas especialmente durante los paseos otoñales, contribuyen a dañar y deteriorar nuestras prendas favoritas.

Por esta razón, es un buen hábito no dejar las prendas sucias encerradas durante demasiado tiempo en nuestras bolsas de deporte o bolsas de lavado, esto de hecho favorecería la proliferación de bacterias y malos olores. En caso de que el tiempo de lavado sea superior a 12 o 24 horas, se recomienda encarecidamente realizar un primer aclarado a mano para bloquear el efecto de los agentes corrosivos.

2. Importante cerrar las cremalleras y el velcro

Antes de meter las prendas ciclistas en la lavadora, es importante cerrar todas las cremalleras y correas de velcro para evitar que los tejidos se enganchen o se rompan durante las rondas de lavado. Por último, para proteger mejor los colores, se recomienda poner del revés tanto los maillots como los culottes. Colocar las prendas en una bolsa para evitar que queden sueltas en el tambor es una salvaguardia adicional para prevenir posibles daños debidos al contacto y el roce entre prendas, que suele ser la causa del pilling.

3. No utilices suavizante ni secadora

Las prendas técnicas están diseñadas y creadas para secarse rápidamente y estar listas para la siguiente salida. La secadora es un electrodoméstico útil y que ahorra tiempo, pero es un verdadero enemigo de los equipos ciclistas. Es mejor utilizar el clásico tendedero - ¡pero estrictamente sin pinzas y no al sol directo! El suavizante tampoco es recomendable, lo único que necesitas es un producto que lave con suavidad, una opción básica para protegerlas de los lavados demasiado agresivos.

4. Cuidado con la placa posterior

La badana es una de las partes más delicadas de una prenda técnica, por lo que debe lavarse lo antes posible, nada más volver de la salida diaria, para evitar la acumulación de bacterias. Una vez más, no se recomienda el uso de lejías ni suavizantes, ya que reducirían la fluidez de las espumas. Una vez que haya terminado de lavar el culotte, no se debe escurrir ni frotar excesivamente la parte inferior; de hecho, bastará con comprimir ligeramente la prenda entre las manos y colocarla en un tendedero alejada de la luz solar y evitando los radiadores que la secarían en exceso.

5. Adiós al pilling

Nuestras prendas están diseñadas para evitar el molesto fenómeno del pilling que resulta del roce y desgaste del tejido. Aunque seguimos cuidando su aspecto, es aconsejable evitar los sillines con costuras visibles y prestar siempre atención a los soportes de almacenamiento colocados en el bajo sillín.

Carrito de compras

¡Felicidades! Su pedido está calificado para el envío libre Sei a €160 dall'ottenere la spedizione gratuita.
No hay más productos disponibles para comprar